25 octubre 2013

CEPAL insta a los países de la región a avanzar en la protección de los derechos de las mujeres indígenas

En América Latina y el Caribe existen más de 670 pueblos indígenas reconocidos por los Estados de la región a los que pertenecen al menos 23,5 millones de mujeres, quienes se encuentran afectadas por profundas desigualdades étnicas y de género, según un nuevo estudio de la CEPAL.

El documento Mujeres indígenas en América Latina. Dinámicas demográficas y sociales en el marco de los derechos humanos fue presentado durante la XII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, que se desarrolla hasta el 18 de octubre en Santo Domingo, República Dominicana.

El reporte analiza la situación de las mujeres indígenas en nueve países: Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Nicaragua, Panamá, Perú y Uruguay.

Según información de los últimos censos de la década de 2010, la mayor población de mujeres indígenas se concentra en México con más de 8.680.000 personas, seguido por Perú (más de 3.250.000) y Colombia (superior a 689.000).

En relación al total de mujeres del país, en Perú las mujeres indígenas representan 23,8%, por encima de México (15,3%), Panamá (12,1%), Nicaragua (8,8%) y Ecuador (7,1%).

El reporte señala que las mujeres indígenas tienen la potencialidad para ser generadoras de bienestar y desarrollo sostenible de sus pueblos, pero sufren discriminaciones de carácter económico, étnico, de clase y de género que se manifiestan en múltiples vulnerabilidades.

Por ello la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) hace un llamado a los países de la región para que pongan en práctica políticas que mitiguen la situación de desigualdad que viven las mujeres de este grupo, basándose en los estándares de derechos humanos y en los principios acordados en las recientes conferencias multilaterales sobre los pueblos indígenas.

El organismo considera que la garantía del ejercicio de los derechos individuales y colectivos de las mujeres indígenas es indispensable para avanzar en la conquista de la igualdad en la región.

Según el reporte, el fenómeno de la migración tiene muchas veces consecuencias negativas en las condiciones de vida de las mujeres indígenas, ya que ellas terminan viviendo en sitios más pobres, precarios y sin seguridad. Los países con mayor movilidad interna son Panamá (7% de mujeres indígenas migrantes en los 5 años previos al censo), Uruguay (6%), Costa Rica (4,6%) y Ecuador (4%).

Si bien ha habido progresos en materia de educación -más de 90% de los niños y niñas indígenas de 6 a 11 años van a la escuela en la mayoría de los países de la región- los avances son insuficientes, según el informe.

Por ejemplo, menos de 15% de las jóvenes indígenas de 20 a 29 años lograron terminar el nivel escolar secundario en siete de los nueve países analizados. También se evidencia la pérdida del idioma original como resultado del proceso de escolarización.

La publicación señala además que la maternidad adolescente (de 15 a 19 años) sigue siendo mayor entre las jóvenes indígenas de todos los países analizados, con un rango que va entre casi 12% en Uruguay a 31% en Panamá.

Entretanto la tasa de participación económica de las mujeres indígenas está muy por debajo de la de los hombres e incluso de la de las mujeres no indígenas, según la publicación.

Por ejemplo, en Panamá la tasa de participación económica es de 19,3% entre las mujeres indígenas y de 44,4% entre las no indígenas. En Colombia los porcentajes son de 20,9% contra 36,1% y en Costa Rica de 27,4% versus 36,3%.

El informe fue elaborado por la CEPAL en el marco del Observatorio de Igualdad de género de América Latina y el Caribe, con la colaboración del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU-Mujeres), la Fundación Ford y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Documento completo. Mujeres indígenas en América Latina. Dinámicas demográficas y sociales en el marco de los derechos humanos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario