06 octubre 2013

Limitan aún más posibilidad de aborto legal para las chilenas

La reciente aprobación en Chile del “Día del que está por nacer y la adopción” –a conmemorarse cada 25 de marzo–, más que proteger a las familias atenta contra el derecho de las mujeres a decidir sobre la maternidad, acusó Camila Maturana, abogada de la organización civil Corporación Humanas.

A nivel mundial, Chile es uno de los países con una de las legislaciones sobre aborto más restrictivas, toda vez que no permite a las mujeres interrumpir un embarazo bajo ninguna causal.

Con 59 votos a favor, 27 en contra y dos abstenciones, el pasado 9 de septiembre el Parlamento chileno aprobó la efeméride a iniciativa del senador de la Unión Demócrata Independiente (UDI) Jaime Orpis.

En su momento, la diputada María Antonieta Saa del Partido por la Democracia (PPD), advirtió que el objetivo de la conmemoración es impedir y frenar el debate sobre la despenalización del aborto y es un disfraz del “Día nacional contra el aborto”.

El proyecto aprobado está a la espera de ser promulgado como Ley de la República por el presidente Sebastián Piñera.

Camila Maturana apuntó que la iniciativa no tiene sustento en las normas constitucionales, ni tampoco en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos (DH), las cuales refieren que son sujetos de derechos y de garantías constitucionales las personas, es decir, individuos de la especie humana nacidos.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) ha señalado clara y categóricamente que a las y los no nacidos no se les atribuye la calidad de titulares de DH propias de las personas.

LEYES RESTRICTIVAS

De 1931 a 1989 en Chile se permitía el aborto terapéutico con la aprobación de dos médicos, pero en 1989 la dictadura militar eliminó la excepción. En 2012 el Senado rechazó tres proyectos de ley para estipular causales de aborto.

Debido a que en el país sudamericano el aborto es un delito, no hay una cifra oficial sobre el número de procedimientos realizados, pero la Articulación Feminista por la Libertad de Decidir (AFLD) estima que al año cerca de 160 mujeres interrumpen su embarazo, y refiere que las complicaciones por aborto implican cerca de 15 millones de dólares anuales al presupuesto en salud.

La AFLD alerta que las mujeres con recursos abortan en clínicas seguras que disfrazan el procedimiento con otros diagnósticos. Por el contrario, las mujeres pobres incurren en procedimientos que arriesgan su vida y provocan que en los servicios públicos de salud sean denunciadas y entregadas a la policía.

Fuente: CIMAC

No hay comentarios :

Publicar un comentario