29 noviembre 2013

Las grandes películas de Hollywood, suspendidas en el test de sexismo

La directora de unos de los cines de Estocolmo que han empezado a utilizar el test de Bechdel para valorar las películas. La A es la máxima puntuación. Foto: Ami Bramme/AP
Por Natalia Marcos

¿Es sexista el cine? A las mujeres les está costando abrirse paso en ciertos terrenos de la industria cinematográfica. Algunos datos: solo el 9% de las 250 películas más taquilleras de 2012 fueron dirigidas por mujeres. En 85 años, han sido cuatro las ocasiones en que una mujer ha sido candidata al Oscar a la mejor dirección (y hubo que esperar hasta 2010 para que una mujer, Kathryn Bigelow, consiguiera la estatuilla). Eso detrás de las cámaras. Pero, ¿cómo muestra el cine al sexo femenino? En muchos casos, la mujer sigue dependiendo del hombre cuando aparece en la gran pantalla: la chica del héroe, la mujer de su amigo... Para hacer más visibles las desigualdades de género, algunos cines de Estocolmo y la televisión por cable de Suecia han empezado a aplicar de forma oficial el test de Bechdel para clasificar las películas.

Pero, ¿en qué consiste el test de Bechdel? Es una prueba muy simple cuyo origen se remonta a un cómic de 1985 de Alison Bechdel, artista y lesbiana militante. En la tira titulada The Rule, publicada dentro de los tebeos Dykes to Watch Out For (Unas bollos de cuidado en su edición española), dos personajes se plantean ir a ver una película. Una de las protagonistas comenta que no ve ninguna que no reúna tres requisitos:

- En la película tienen que aparecer al menos dos mujeres en pantalla cuyos personajes tengan nombre.

- Esas mujeres tienen que hablar entre ellas.

- El tema de conversación no puede ser un hombre.


Lo que nació casi como una broma o un juego ha terminado por convertirse en Suecia en una nueva forma de calificar las películas que ayuda a discernir si la película promueve desigualdades de género. La intención es destacar que muchas menos películas de lo que pensamos superan esta regla. Otra cuestión es si superar o no este test es realmente significativo. Para algunos críticos, su aplicación en los cines suecos puede entenderse más bien como una estrategia publicitaria. Sugen dudas como si una mujer, por muy feminista que sea, no puede disfrutar viendo películas como Drive o Pulp Fiction, que no superan esta prueba. ¿Qué problema hay en que lo haga?

Por otra parte, muchos filmes que sí aprueban el test no aportan realmente nada a la igualdad de géneros. Además, se dan paradojas como que la película por la que Kathryn Bigelow ganó el Oscar a la mejor dirección, En tierra hostil, no cumple ninguno de los tres requisitos.


Según un estudio, en las 100 películas más taquilleras de 2011, el 33% de los personajes eran femeninos, y solo el 11% eran protagonistas. Pero la cuestión no es tanto si aparecen mujeres o no. La cuestión es qué papel juegan, si se reflejan sus complejas personalidades e interesantes vidas.

Sin embargo, en ocasiones, el test de Bechdel se usa como escudo para no profundizar en los personajes femeninos: con superarlo es suficiente. Una exguionista explicaba en 2008 en su blog cómo le habían enseñado que la verdadera razón para incluir una mujer en un guion es revelar cosas sobre los personajes masculinos. "Cualquier otra finalidad que yo asignara a las mujeres era secundaria. Podía hacer lo que quisiera siempre y cuando los propósitos de las mujeres no amenazaran con distraer a la audiencia de los propósitos de los hombres", explicaba.

El test de Bechdel ha tenido mucho eco en algunos foros. En Internet incluso existe una base de datos, The Bechdel Test Movie List, con un listado de películas valoradas en función de estos criterios. Cuando se presta atención y se repasan los títulos de algunas de las películas más taquilleras o tenidas en alta estima por la crítica sorprende la cantidad de ellas que no superan una prueba aparentemente tan sencilla. Pasamos revista a algunas de ellas:

- El señor de los anillos

Ninguna de las tres partes de la adaptación a la gran pantalla de los libros de Tolkien supera la prueba. A pesar de tener personajes femeninos relevantes, no coinciden en pantalla, por lo que es imposible que hablen entre ellas.

- Harry Potter

Dos de las películas basadas en los libros de J.K. Rowling no pasan la prueba: Harry Potter y el cáliz de fuego y Harry Potter y las reliquias de la muerte 2. Aparecen mujeres, incluso aparecen a la vez en pantalla, pero no mantienen un diálogo entre sí.

- Avatar

Ocurre algo parecido: sí que aparecen mujeres a la vez y en alguna ocasión alguna dirige una frase a la otra, pero no mantienen una conversación real. Solo hay una excepción: una conversación entre Neytiri y su madre, pero el tema del diálogo es Jake. No sirve.

- Ciudadano Kane

Los clásicos tampoco se libran de ser puestos a prueba. Puede ser considerada una de las mejores películas de la historia por gran parte de la crítica especializada, pero en Ciudadano Kane, a pesar de haber varios personajes femeninos, solo hablan entre ellos en una ocasión y es sobre un hombre.

- La guerra de las galaxias

La trilogía original no supera el test de Bechdel. Solo hay tres personajes femeninos con nombre y en ninguna de las tres películas intercambian una palabra entre ellas. De la segunda trilogía, los episodios I y II sí que superan la prueba, pero el tercer episodio vuelve a suspender.

- La princesa prometida

Un cuento moderno... no tan moderno. Por lo menos, si nos guiamos por el test de Bechdel. En alguna ocasión aparecen dos mujeres hablando entre ellas, pero el tema de conversación es un hombre, así que... suspenso.

- La jungla de cristal

Curiosamente, la película protagonizada por Bruce Willis, todo un clásico ya del cine de acción que rezuma testosterona por los cuatro costados, sí que pasa la prueba gracias a un diálogo entre la mujer de McClane y su secretaria. La jungla de cristal 2 también aprueba. La buena racha se acaba en la tercera y cuarta partes, que no pasan el test.

- El padrino

La primera parte de El padrino, como era de esperar, no pasa la prueba. La segunda parte de la saga sí que aprueba el test con un diálogo entre Connie Corleone y su madre.

- Vértigo

Listas como la de Sight & Sound la sitúan como la mejor película de la historia. Sin embargo, el filme de Alfred Hitchcock no aprueba el test de Bechdel.

¿Y cómo está la situación en las películas más recientes? Entre los títulos que suenan con más fuerza para los Oscar de este año y que ya se han estrenado en España también hay varias que suspenden este test:

- Capitán Phillips

Tom Hanks encabeza el reparto de esta película dirigida por Paul Greengrass y centrada en un grupo de piratas, todos ellos hombres.

- El quinto poder

La película sobre el fundador de Wikileaks, Julian Assange, y protagonizada por Benedict Cumberbatch tampoco cumple las tres condiciones imprescindibles.

- Gravity

A pesar de estar protagonizada por una mujer, Sandra Bullock, el argumento de la película hace que sea la única mujer en pantalla, por lo que en los cines de Suecia suspendería en su nueva clasificación.

¿Y las películas de superhéroes, tan de moda últimamente? ¿Superan el test de Bechdel?

- El caballero oscuro

Aunque, aparentemente, la película de Christopher Nolan aprueba gracias a una conversación entre la detective Ramírez y la mujer de Jim Gordon, esa charla se mantiene mientras que Ramírez está siendo apuntada por un arma, por lo que no se puede considerar una conversación real entre dos mujeres. El caballero oscuro: la leyenda renace tampoco pasa la prueba.

- Iron Man

La primera parte de la saga de películas protagonizadas por Robert Downey Jr. no pasaba la prueba, ya que, aunque hay una conversación entre dos mujeres, es sobre un hombre. Las dos partes siguientes pasarían la prueba, pero con dudas, ya que solo pequeñas partes de los diálogos que tienen los personajes femeninos son sobre otros temas que no sean hombres.

- Los vengadores

Las mujeres que aparecen en esta película no hablan entre ellas en ningún momento, así que no consigue satisfacer dos de las tres reglas básicas para pasar el test de Bechdel.

- Thor

En las dos películas centradas en el dios Thor hay mujeres que coinciden en pantalla y que hablan entre ellas sobre temas que no tienen que ver con los hombres. Aprobado con nota.

Fuente: El País

No hay comentarios :

Publicar un comentario