07 diciembre 2013

“Impresionantes”, las cifras de feminicidio en Centroamérica

En Centroamérica dos de cada tres asesinatos de mujeres constituyen casos de feminicidio, es decir, fueron ultimadas por razones de género, reportó ONU-Mujeres en el marco del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, que se conmemoró el pasado 25 de noviembre.

La entidad de Naciones Unidas para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres calificó como alarmantes las cifras de violencia de género, pues tan sólo en 2013 el feminicidio ha cobrado la vida de al menos mil 800 mujeres en América Latina y el Caribe.

ONU-Mujeres advirtió que en países como Honduras, Guatemala y El Salvador las cifras de homicidios por razón de género son impresionantes.

En lo que va del año se contabilizan 656 casos de feminicidio en Guatemala y 203 en El Salvador, mientras que en Honduras una mujer es asesinada cada 15 horas.

Al referirse a Sudamérica, la instancia de la ONU precisó que en Argentina, de acuerdo con cifras de la organización Casa de Encuentro, en los últimos cinco años mil 432 mujeres fueron asesinadas, 63 por ciento de ellas a mano de su pareja o ex pareja.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) –citado por ONU-Mujeres–, en Bolivia el 52 por ciento de las mujeres afirmó haber sufrido violencia física o sexual a manos de su pareja, cifra que lo coloca como el país con mayor porcentaje de mujeres en esta situación, seguido por Colombia, Perú y Ecuador, con 39 por ciento para los dos primeros países y 31 por ciento para el último.

En el mismo tenor, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que el maltrato y la violencia de género son los fenómenos sociales que más vidas femeninas cobran al año, sobre todo entre mujeres de 15 a 44 años de edad.

De acuerdo con la OMS, la tercera parte de las mujeres en el mundo se ven afectadas por algún tipo de violencia, lo que se traduce en que cada minuto cuatro mujeres son agredidas a nivel mundial.

Ante ese panorama, Phumzile Mlambo-Ngcuka, directora ejecutiva de ONU-Mujeres, llamó a los países miembros de Naciones unidas y a sus pobladores a alzar la voz y ser “parte activa en la creación de soluciones que pongan fin a estas violaciones a Derechos Humanos”, que representa la violencia contra las mujeres.

Enfatizó que se debe “proteger a las mujeres y las niñas de la violencia y cuando se produzca la violencia, garantizar el acceso a servicios esenciales para todas las sobrevivientes”, lo que incluye servicios de salud, refugios, líneas de atención telefónica, policía, justicia y asistencia jurídica, así como “que los agresores rindan cuentas por sus delitos y sean llevados ante la justicia”.

Fuente: CIMAC

No hay comentarios :

Publicar un comentario