06 enero 2014

En el mundo, 150 millones de niñas han sufrido violencia sexual

Por Anaiz Zamora Márquez

La violencia contra las niñas y jóvenes perpetúa las desigualdades de género presentes en edades más avanzadas de la vida, ante lo que se vuelve indispensable detener este flagelo desde etapas tempranas y lograr que a partir de la infancia y la juventud las mujeres conozcan y exijan sus derechos.

Para colaborar con este objetivo, ONU-Mujeres –en colaboración con la Asociación Mundial de Niñas Guías y Niñas Scouts– publicó el manual “Voces contra la violencia”, que contiene una serie de actividades que pueden realizarse con grupos de niñas y niños de todas las edades, para que aprendan acerca de las causas y efectos de la violencia de género.

El manual, que destina sus actividades a cuatro grupos de edades, también busca ayudar a que las y los menores de edad entiendan sus derechos y desarrollen habilidades para hablar y tomar acción en contra de la violencia en sus propias vidas o comunidades.

Explica que las mujeres pueden experimentar diversas formas de violencia desde la concepción hasta su vida adulta, que a la vez enmarcan y aumentan las desigualdades de género, y propone una serie de actividades grupales para explicar y dar a conocer estos tipos de violencia a niñas y jóvenes.

Dentro de las acciones se proponen discusiones abiertas y comprensivas sobre los diversos tipos de violencia que enfrentan las mujeres en las distintas etapas de su vida, así como colaborar en formas de prevenir, evitar e incluso denunciar todos los tipos de agresiones.

Por ejemplo, durante la concepción o embarazo temprano la preferencia que tienen algunas madres o padres de familia por el sexo masculino de los hijos puede derivar en la interrupción de la gestación en caso de ser un feto femenino, o en que las niñas sean rechazadas durante sus primeros meses de vida, ya que a algunas de ellas “les dan menos alimento que a los varones y se enfrentan a un acceso restringido a medicamentos”.

En la infancia, las niñas pueden estar expuestas a la violencia doméstica. “Voces contra la violencia” expone que en algunos países más del 70 por ciento de las mujeres enfrentan violencia física o sexual a manos de su pareja o esposo, por lo que las y los menores de edad pueden ser testigos de este flagelo.

Se estima que en el Reino Unido al menos 750 mil menores de edad son testigos de violencia doméstica al año.

En el manual se enfatiza que en la infancia y adolescencia las niñas pueden ser víctimas de acoso sexual, y pone de ejemplo que en Estados Unidos el 83 por ciento de las niñas entre los 12 y 16 años han experimentado alguna forma de acoso en escuelas públicas.

Subraya además que en la niñez y adolescencia, las niñas son más propensas a experimentar violencia sexual, toda vez que se estima que 150 millones de niñas menores de 18 años han sido víctimas de este tipo de agresiones.

También propone trabajar para detener las prácticas culturales agresivas contra las menores de edad, como los matrimonios forzados, ya que actualmente a nivel global más de 60 millones de niñas fueron forzadas a casarse antes de cumplir los 18 años.

La guía propone, a través de sus actividades, identificar los riesgos a los que pueden enfrentarse las niñas y las jóvenes, cambiar las formas de lenguaje y respetar las diferencias y preferencias culturales y religiosas.

Fuente: CIMAC

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada