28 febrero 2014

La lucha por el aborto: ¿Una nueva PAH?

Por Clara Valverde

La Ley “Gallardón” es un ejemplo más de la necropolítica de los gobiernos de estos tiempos. Con esta ley, el gobierno del PP se asegurará que miles de mujeres que necesitan abortar, mueran. Ellos deciden quién vive y quién muere. Así es la necropolítica. (El matar a los emigrantes en Ceuta es otro ejemplo: matan diciendo que es para “disuadir” la emigración).

No solo matarán a las mujeres que tengan que abortar clandestinamente porque no se pueden pagar un aborto en Londres (la mayoría de las mujeres), también colonizarán con miedo y terror las mentes de todas las mujeres y de muchos hombres. Y esta es la colonización que tenemos que parar. La PAH para desahucios. Los y las que estamos en grupos de defensa de la sanidad pública deberíamos poner el aborto en el centro de todas nuestras acciones y parar este proyecto de ley.

En Catalunya somos muchos grupos luchando por defender la sanidad. ¿Podemos hacer del aborto nuestro punto de encuentro este año? ¿Podemos juntarnos en acciones en defensa del aborto cada semana para que la lucha por este derecho no pierda visibilidad? ¿Podemos convertir la lucha por el derecho al aborto en una nueva PAH?

Hablo con mujeres jóvenes que están en contra de la ley de Gallardón, pero no sienten la urgencia que sentimos las más mayores que recordamos el terror de vivir en un país en el que el quedarte embarazada puede llevarte, fácilmente, a la muerte. Se dan por hecho muchas cosas. Demasiadas. Damos por hecho el poder parir en un hospital o en un centro con médicos y comadronas, con profesionales formados. El parir ahora, no es como en la posguerra. Entonces las mujeres, sobre todo en el ámbito rural, temían por sus vidas. Y con razón. Muchas mujeres y sus bebés morían en el parto.

El poder acceder a la sanidad pública para parir, para abortar o para cualquier necesidad sanitaria como, por ejemplo, una apendicitis, es un derecho, un derecho que pagamos con nuestros impuestos. Son nuestros servicios sanitarios. El quitarnos el derecho al aborto es quitarnos la sanidad. Y más. Es quitarnos la vida.

Si nos quitaran el voto a las mujeres, ¿cómo reaccionaríamos? Pues esto es peor, si se piensa bien. Esto es jugarte la vida cada vez que tienes relaciones sexuales con un hombre, cada vez que se rompe un condón, cada vez que se te retrasa la menstruación. El vivir con ese terror es el fascismo.

Tenemos que parar la colonización de nuestras mentes, de nuestras emociones, de nuestros úteros, de nuestras vidas. Por nosotras, por nuestras hijas, por nuestras nietas. Porque no queremos que mueran, porque no queremos que vivan aterrorizadas.

Nos vemos en la calle.

Fuente: El Diario

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada