06 marzo 2014

Evitar el sexismo en los textos

Uno de los principios editoriales de la cooperativa MásPúblico, editora de La Marea, es la defensa de la igualdad entre hombres y mujeres, una igualdad que entendemos debe abarcar todos los ámbitos, incluida la práctica periodística. Por ello, ya desde el principio de la revista, debatimos informalmente sobre cómo usar un lenguaje lo más inclusivo posible, conscientes de que podríamos hacer mucho más por contribuir a la visibilización de las mujeres.

La forma de evitar los usos sexistas del lenguaje en nuestros escritos provocó en febrero un debate entre la plantilla a propuesta de dos trabajadoras. Pronto distinguimos entre dos posturas. Por un lado, la que apostaba por esforzarse para encontrar fórmulas que evitaran el uso del masculino como genérico. Por otro, la de dos periodistas –filológos de formación– que defendían que, “en este caso, el lenguaje no cambiaba la realidad”, y proponían otros mecanismos para promover la presencia de las mujeres en La Marea.

Un trabajador puntualizó que una reivindicación feminista como la que se planteaba corría “el riesgo de terminar caricaturizándose” si llegaba a dificultar la lectura.

Sobre este punto, concluimos que las expresiones del tipo “los vascos y las vascas” saturan las redacciones. Sin embargo, tal y como nos sugirió una asesora especializada en género, pensamos que una buena opción es intentar visibilizar a ambos sexos la primera vez que nos referimos a un colectivo en un texto, y luego “relajar” esta imposición para no entorpecer la lectura.

Finalmente, se aprobó por mayoría que habría un compromiso de la redacción para evitar los usos discriminatorios del lenguaje, como son el androcentrismo (tomar la realidad masculina como universal), el sexismo lingüístico (refuerzo de estereotipos negativos) o la invisibilización de las mujeres con el uso del masculino genérico como neutro. Asimismo, se pusieron algunos ejemplos de vocablos que se podrían utilizar como “ciudadanía” en lugar de “ciudadano” o “alumnado” para sustituir a “alumnos”. Una trabajadora se ofreció a entregar un manual para facilitar la tarea que ya está en manos de la redacción.

Desde el principio, descartamos utilizar grafías como la arroba, la x o el asterisco para sustituir los morfemas de género. No obstante, aceptamos la posibilidad de usar algunos de estos recursos en nuestros comentarios en las redes sociales.

El otro punto de debate fue la elección del lema de La Marea, “el medio 100% propiedad de sus lectores y trabajadores”. Cuando concebimos este eslogan nos dejamos llevar por la pasión de describir lo que iba a ser nuestro proyecto: un medio propiedad de cada persona que forma parte del mismo, esto es, lectoras y lectores, trabajadoras y trabajadores, socios y socias. Ahora os invitamos a ayudarnos a encontrar un nuevo lema enviando vuestras propuestas a redaccion@lamarea.com o comentando en nuestra web.

El debate no está en absoluto cerrado. El día a día plantea dudas y situaciones contra las que hay que luchar. Por ejemplo, nada más terminar la reunión, ya se planteaban titulares con masculinos de difícil resolución. De todos modos, el deseo y el interés están ahí. Os agradecemos vuestras aportaciones.

Fuente: La Marea

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada